Saltear al contenido principal
¿Qué Es Un Autónomo Societario? ¿cuánto Paga? ¿cuánto Cobran En La Jubilación?

¿Qué es un autónomo societario? ¿cuánto paga? ¿cuánto cobran en la jubilación?

La figura del autónomo societario es muy peculiar dentro del ordenamiento jurídico español. Se acogen a ella aquellos autónomos que no ejercen su actividad directamente a título personal, sino que lo hacen a través de una sociedad mercantil.

¿Qué es un autónomo societario?

Así pues, en principio la respuesta a qué es un autónomo societario parece sencilla. Sin embargo, hay muchas aristas en ese concepto.

Diferencias con un empresario individual

Responsabilidad limitada

La primera y más beneficiosa es que, a diferencia de lo que ocurre con un empresario individual, la responsabilidad de sus actuaciones está limitada. Un mal devenir empresarial dará lugar a perder, como máximo, el capital aportado, sin tocar para nada el patrimonio personal.

Mayor burocracia para la tramitación de alta

Otra diferencia importante es la relativa a los trámites de alta. Mientras que para un autónomo al uso es tan sencillo como hacerlo en Agencia Tributaria y Seguridad Social en cuestión de minutos, en el caso del autónomo societario la burocracia es mucho más engorrosa. Habrá que pasar por notaría y Registro, así como esperar a que Hacienda conceda un CIF definitivo, si bien desde el primer momento contaremos con el provisional.

Obligaciones tributarias y contables

La disparidad sigue también en lo referente a las obligaciones tributarias y contables. El empresario individual simplemente elaborará los modelos de IVA y pagos fraccionados del IRPF, si corresponden en virtud de su actividad. En el caso del autónomo societario, parte de una sociedad tendrá que llevar una contabilidad más detallada, además de depositar anualmente las cuentas de la empresa.

¿Cuánto paga un autónomo societario?

Otro perjuicio que sufre este tipo de autónomos es el derivado de soportar una cuota superior a la habitual, establecida en 286,15 euros mensuales en 2020 que se corresponden con una base de cotización de 944,40 euros. Para los autónomos societarios, este umbral se eleva hasta obligarles a cotizar por 1214,10 euros, lo que supone un desembolso mensual de 367,80 euros.

No pueden acogerse a tarifa plana

Por si esto fuera poco, tampoco pueden acogerse a beneficios sociales como el de la tarifa plana. Esta permite que una persona que comienza su actividad pague solamente en torno a 60 euros, disfrutando de otras bonificaciones de menor cuantía hasta acabar el tercer año. Como contrapunto, un empresario dentro de una sociedad limitada cobrará más en supuestos como los de incapacidad temporal, paternidad o maternidad o jubilación.

La jubilación del autónomo societario

La cotización será mayor de cara al futuro que la de un empresario individual, lo que generará una pensión de mayor importe al retiro. Sin embargo, otro concepto vuelve a menoscabar sus derechos: la jubilación parcial. Aunque lleva años aprobado el derecho a percibir el 100 % de la paga y mantener la actividad, estos autónomos no pueden aún cobrar más del 50 %.

En definitiva, la del autónomo societario es una figura controvertida y, según consideran muchos, maltratada por numerosos aspectos del RETA.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba